8 de septiembre de 2010

Presentación del libro "No hay más que ESTO", de Amanda Espejo.



Ayer, en el encantador espacio del Café Casa Fawaz, se llevó a cabo la presentación del libro "No hay más que ESTO", de Amanda Espejo, poemario centrado en algunas de las múltiples variantes que presenta el erotismo. En medio de un ambiente relajado y lleno de compañerismo (requisito primordial e imposible de transar,  según la autora), se dieron cita poetas y escritores de distintos sectores de Santiago para acompañar a Amanda en este momento tan especial.
La presentación estuvo a cargo de Lila Calderón, quien prologó el libro, y de Pablo Delgado U. en nombre de Ediciones del Taller.

A continuación - además de las imágenes que siempre guardamos para ustedes - parte de las palabras de Lila Calderón para graficar el tono de este trabajo poético:

Mujer y Poesía


En el libro “No hay más que esto”, de la poeta Amanda Espejo, encontramos una hablante poderosa, cuya voz expresa con fuerza toda una gama de sonidos, sabores, tonos y emociones que dialogan con el ser amado, presente o ausente, encendiendo palabras que hacen arder la piel o arrojan sobre la tierra humeante las brasas del deseo para que en cada nuevo encuentro se encienda el fuego que habrá de revivir la pasión que ambos sienten, “Absortos en el mutuo reconocimiento/ de este misterio atávico/ llamado origen”, como se anuncia en el poema “Es ahora”.

Entre los temas que preocupan a la autora se encuentran fundamentalmente el amor, el paso del tiempo, el dolor de la espera, el estremecimiento que produce el observar las fuerzas de la naturaleza en su relación con la esencia femenina, y la experiencia de vivir —con toda su complejidad. Existen fuerzas que amenazan con desbaratar el encanto, desgastar el hechizo, la pasión, el asombro ante el regocijo del amor irreductible. Y el poema asiste para saborear la palabra, encadenar sonidos, dar ritmo al verso, encender el faro que da cuerpo a la marea y disipa el silencio.

Voz fecunda de mujer que a veces gime o grita, o borda de ecos y recuerdos la página reveladora, cuando al modo de una oración suplicante dice en el poema “Entresueños”: “y cómeme el corazón/ para amarte desde adentro. / Ven… revíveme ahora, / sóplame tu amor de nuevo/ quiero ser tu creación, / tú, mi dios y mi asesino”. Eros y Tanatos tensando la cuerda, vibrando peligrosamente sin saber hasta cuándo.

A veces la hablante se enfrenta con el lenguaje, lo interroga, lucha con la palabra en la búsqueda del sentido que refleje la sorpresa, el goce, la duda, la luz, la intuición rescatada al vuelo sobre el amanecer. Multiplicidad, complicidad, oráculo o monólogo, es a menudo un velo que desnuda la entrega “con la piel pegada al cristal de la ventana”. Así leemos en el poema “Un momento”: “Te floreces/ Te fluyes/ te escurres/ Te viertes/ con un asombro suave/ temblando en los ojos”. Esos ojos que le permiten también “descifrar los códigos secretos”, y que se mantienen a través de los siglos “indiferentes al polvo del tiempo/ e inmunes al engaño/ de las falsas traducciones”. Existe también el diálogo con la poesía amorosa masculina. Tal es el caso del poema “Intertextualidad”, donde cita el Poema 20 de Pablo Neruda: “Puedo escribir los versos más tristes esta noche”, al que responde con sarcasmo: “Escribir por ejemplo… sobre la crueldad del tiempo: / tan efímero, tan inasible y leve…”

Un continuo despliegue de sedas se alzan entre las páginas de este libro, que se abren ante el lector como jardines aromáticos, dibujando sombras que parecieran danzar “entre esta humedad pegajosa, / doliente, cálida, fresca y gozosa/ que resulta del lloverse juntos, / del regocijarse juntos/ ante el descubrimiento de amar”. Una pasión que también abre heridas, obliga a cambiar de piel, o a mutar para huir del dolor, padeciendo las acostumbradas metamorfosis y resurrecciones que el ejercicio del vivir impone y del cual la poesía es capaz de dar cuenta para exorcizar la soledad, el miedo, la incertidumbre. Como en “Altamares”, cuando la hablante invoca al amado: “Tú, mi faro de cardinales, / con tus cuatro extremidades/ marcando en cruz mi destino”.

Porque la poesía teje sus redes con hilos finos y nudos fuertes, compartimos sobre el espejo del cosmos los mismos problemas humanos del origen. Y por la misma razón la intuición poética nos permite sospechar que hay un sentido superior en este transitar por la tierra… y escribimos, y buscamos en la palabra despejar el enigma, encontrar el fuego secreto… como lo hace Amanda Espejo en estos textos que nos llevan a reflexionar sobre la demoledora afirmación del título del libro: “No hay más que esto”. Y sin embargo un dramático mundo se alza para configurar el drama de la existencia que nos sitúa a todos en el mismo escenario.


Lila Calderón.
Invierno 2010.


Nuestros más sinceros agradecimientos a todos quienes, de una u otra forma, fueron parte de este sentido proyecto logrando, con ello, que viera al fin la luz.

18 comentarios:

grandchester dijo...

Felicidades Amanda por tu gran trabajo poético. Es un honor compartir el espacio poético del café contigo y la tropa manchada de Quilicura. Todos grandes entusiastas de la poesía.
Espero que los hayas disfrutado mucho, nosotros lo hicimos.
Besos y cariños para ti.

Médeliz Aguirre dijo...

Querida Amanda, por razones familiares no pude estar en tu gran evento. Te agradezco las fotos, están muy simpáticas. Me hubiese gustado estar ahí.

Espero que sea para una próxima. Felicitaciones querida amiga, siga adelante, esta camino es largo.


Médeliz

Teresa Muñoz dijo...

Estimada Amanda,

De verdad sentí mucho no haber podido llegar al lanzamiento de su libro, no pude por razones de trabajo, pero cuente siempre con mi energía positiva y mis deseos de éxito.
Un abrazo y espero velos pronto.
Teresa Muñoz.

elisa...lichazul dijo...

más aplausos pàra ti
y las mejores vibras para que estas se multipliquen y viajen a todas latitudes
besitos de luz

Calú dijo...

Querida primita,
eres tan intensa para sentir y expresarte, que maravilla, te felicito y espero algún día disfrutar de tu libro.
Gracias por invitarme, por acordarte de mi y compartir tus éxitos, ya estaré tranquila para la próxima
y asistiré orgullosa de mi primi.
Un gran abrazo,

Calú

Ian Welden dijo...

Querida Amanda, felicitaciones con mi más profunda admiración.

Un gran abrazo desde Dinamarca,

Ian Welden.

DENNI ZÚ dijo...

ME FACINO TODO TODO GENIAL..
YA SABES AMANDA ACA TIENES UNA FNAS.. CARRIÑOSS

DENNI ZÚ dijo...

CARIÑOS

ME GSUTO TODO ESTUVO GENIAL
EN ESPECIAL EL HUASCA.!!

BESOS

Juan Carlos Garcés dijo...

Estimada: te felicito y veo que sigues escribiendo peor jajjajjjajj (BROMA).
dale mis saludos a los manchados ....diles que sigo fóbico, aislado y fracasado.
ajjajajjajajjajajajj¡¡¡¡
que lo pasen bien..................................................
y vayan algún día a mi casa.
Los espero.

Juan Carlos Ayala dijo...

Estimada Amanda

Gracias por compartir tus logros con nosotros, me siento feliz de que puedas cumplir uno de tus proyectos, digo uno porque creo que puedes hacer muchos mas.

Amanda , quiero tener uno de los libros con tu dedicatorias asi que lo comprare y lo llevare para que me lo dediques.

Una vez mas te felicito y un gran abrazo.

Juan Carlos Ayala

Anouna dijo...

Amanda querida, emocionante fue sentir tus poemas desde tu voz, es un hermoso poemario, que hemos ido leyendo cautivados por tu sensual pluma, es hermoso!

Gracias por invitarnos a compartir un momento tan importante. Las letras chilenas se siguen vistiendo de talento, un día la historia hablará con más fuerza de los artistas que hoy son aplaudidos en reservados lugares de encuentro, no menos importantes por cierto, pero que ganas de que todo un país supiera la riqueza que lleva dentro.

Mil besos, Anouna

Anónimo dijo...

Lilth: poesía en que se encuentran todos los recursos literarios, imagenes, ritmo y sensualmente femenina. Destaco Vintage, Una gota y en Permanencia las metáforas embriagan.
Un gran trabajo y felicitaciones Amanda. Tu libro es para releerlo varias veces y el encanto siempre es distinto, distinto, pero encantador. Mario Baruc

Analía dijo...

Mi querida Amanda:
Felicitaciones por tu nuevo libro, con mis deseos que te colme de recompensas y satisfacciones.
Cuánto me alegro por este logro y por saber que han pasado una velada agradable. Gracias por compartir hermosa noticia.
Te mando mi cariño y mis buenos deseos para vos y toda tu gente querida, que tus días transcurran en armonía.
Analía

Amanda dijo...

Amigos, amigas, lectores en general: esto para agradecer vuestra visita y comentarios, detalle no menor que me hace sentir más incentivada y segura del paso que di en cuanto a compartir mis escritos.
Todos, todos ustedes han dido y son parte de este proceso, ya que el compartir, no sólo opiniones sino, lecturas, hacen que se vaya ampliando el criterio y se conforme dentro de nosotros una verdadera cultura de la diversidad literaria. Ello...tengo que agradecerlo todos los días.

Un abrazo!

lila dijo...

Felicitaciones nuevamente, querida Amanda. Estuvo bellísimo todo.

Un abrazo y no sueltes la huasca.

Miguel Mora dijo...

Pablo, de nuevo mis felicitaciones por aquel lanzamiento; aun tengo el sabor literario, el aire de aquello. Con energia de creadores, te reirás pero a mí me hace falta aquello. Nuevamente un gran abrazo para María Haydee.

Miguel

Anónimo dijo...

Amanda: He visto las fotos del acto, también conversado contigo sobre el mismo, tener ya en mi poder tu libro, saber que el lanzamiento fue todo un éxito. Por lo tanto, sólo me queda decirte que "No hay más que Esto": ¡¡FELICITACIONES!!
Mucho lamento no haber podido acompañarte, las razones tú las sabes. Para la próxima será. Agustín

Anónimo dijo...

Sabrás, que este trabajo soñado,añorado es solo un primer peldaño ¡Y que peldaño !pués el reconocimiento es inapelable. Eres una Escritora y poetisa de gran escelencia y tu aporte a las letras es magnífico y contundente.
Como en los primeros comentarios, digo lo mismo y me siento pésimo al escribirlo - No pude asistir por motivos de trabajo; pero tenlo por seguro, que si hubiesemos asistido todos los que deberíamos haber estado presente, no hubiesemos cabido en el local.
Felicitaciones amiga y a continuar escalando, que la Barca está Navegando viento en popa.
Elías Misner