18 de mayo de 2009

HOMENAJE / al sensible fallecimiento del poeta uruguayo MARIO BENEDETTI



A los 88 años falleció el prolífico autor uruguayo Mario Benedetti.
Uno de los creadores más multifacéticos y de compromiso político de Latinoamérica. Su obra traspasó fronteras, en el cine, las tablas y la música. Revisamos su trayectoria, su novela más célebre, "La tregua", y las reacciones que generó su literatura.




Con este adiós, queda una extensa obra: 80 novelas, ensayos, cuentos y poemarios que revelan, por un lado, un fuerte compromiso social y, por otro, la coherencia de alguien que, según confesó , creía firmemente que "el amor redime la soledad".
"Él siempre dijo que se sentía más poeta que otra cosa", señaló Hortensia Campanella, la biógrafa del escritor, cuando presentó hace unos meses el libro "Mario Benedetti. Un mito discretísimo". Y sin duda esa poesía se convirtió en el único báculo para afrontar sus últimos años tras la muerte, en 2006, de su esposa, Luz López, su compañera desde hacía más de seis décadas y, según él, su mejor crítica.
Siendo todo lo que fue Benedetti -taquígrafo, vendedor, cajero, contable, traductor, librero, funcionario y periodista-, su obra literaria quedará en el inconsciente colectivo de muchos gracias a que cantautores como el propio Serrat, Daniel Viglietti o Pablo Milanés hicieron suyos a través de la música los versos cargados de compromiso político y social del poeta uruguayo.
Entre otros importantes reconocimientos, en 1999 recibió el premio Reina Sofía de poesía.
Mario Benedetti será velado en el Congreso uruguayo.

Revista LA MANCHA adhiere al sentimiento de congoja que provoca su pérdida y publica, a continuación, algunas de las primeras reacciones de amigos manchados:


Bernardo Astudillo / GRACIAS POR LA TREGUA / Domingo 17 de mayo de 2009.


Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios mío.Dios
mío.Dios mío.

Benedetti ha muerto

(Se terminó la tregua)

--------------------------------------------------------------------
Cristhian Téllez

Moriré en Buenos Aires, será de madrugada,
guardaré mansamente las cosas de vivir,
mi pequeña poesía de adioses y de balas,
mi tabaco, mi tango, mi puñado de esplín.

Me pondré por los hombros, de abrigo, toda el alba,
mi penúltimo whisky quedará sin beber,
llegará, tangamente, mi muerte enamorada,
yo estaré muerto, en punto, cuando sean las seis,
cuando sean las seis, ¡cuando sean las seis!

Hoy que Dios me deja de soñar,.........

(Fragmento de Balada para mi muerte)