20 de noviembre de 2012

LARGA DISTANCIA / José Santana Prado, desde México





UN CANTO A EROS

José Santana Prado



Líbido sagrada que subes en frenético espiral hasta el gran ocaso del fuego divino

Llegas a la apertura del falo empíreo y creador flor de espiga lágrima de metáfora

Agua profunda deseo maduro estertor de pasión volcán en furia eterna

Bendice estas ganas terribles que tengo de ti ahora y siempre

Rastro celeste cometa en danza estelar orgasmo del sol



Ven a mi risa del silencio enciende mi relámpago torturado por el amor

quiero deslizar mis dedos luciferinos también mi boca de ansia incontrolable

en medio de tu fuerza viva triángulo exquisito locura de crepúsculo

Navegaré en las turbulentas olas del deseo dentro de nuestro romántico erotismo

y que la melodía del bardo en su poema despierte a Cupido del profundo sueño



Aquí estoy convertido en montaña de ansiedad dolor de lluvia apresurada

con mi barco de memorias serpiente de tempestad caricia oscura

y mi mano empapada de melancolía se pose sobre tu piel de amante sirena

esa piel con sabor y fragancia vaginal flor de primavera fruto de tu ser

Besaré la mariposa tierna de tu cuerpo recipiente de colores magia celestial

rumor de campanas agitadas al contacto con el beso lascivo furtivo que se atreve




No dejes que las hojas de la tristeza resbalen sobre tu cálida copa

Impregnaré con el sudor de mi cuerpo mirada fogosa de ardiente verano

para hundirnos en la poesía genital del mar nota inefable de canción edénica

Tócame con el tacto de tu azucena en flor mi viril columna de pasión

y mírame con esa mirada de océano tranquilo a los ojos de mi verdad



Lameré con devoción tu lago púbico hasta ver la estrella cansada de brillar

Tu respiración y la mía se fundirán de instante en momento eternidad sublime

para que el nido de placer sea satisfecho con mi láctea esencia de la vida

Consentiremos a la flamígera y celestial felación cumplir con su delicioso cometido

y la poesía del amor quede en absoluta libertad cuando amanezca

Por último te cubriré con dulce viento de luna clara como eufonía inmortal

y la playa de arenas sollozantes de nuestra pasión quede por completo satisfecha.




José Santana Prado/ Soy periodista y escritor mexicano, también fui profesor de la Universidad de Guadalajara, igualmente en la Escuela Normal para Maestros y el Instituto Tecnológico de ahí mismo, de Ciudad Guzmán, México. Escribí en algunos periódicos de Canadá y de México, ahora sólo escribo para las páginas de internet como en España, Canadá, Argentina, Chile y en algunos otros lados del mundo.

1 comentario:

Manchados dijo...

Gracias, José, por este apasionado canto de amor que viene a completar la temática de nuestra página diversa.

Un abrazo.