29 de abril de 2009

COMENTARIO / Sobre "Tristura", Amanda Espejo



                 TRISTURA

























Anoche, martes 28 de abril, a las siete de la tarde, asistimos a la presentación del CD "Tristura", , del gran poeta Floridor Pérez. Este acto fue convocado por el sello LEUTUN y revista RAYENTRU, y se llevó a cabo en un lugar demás especial: la Sala Ercilla, de nuestra Biblioteca Nacional, que en su hermoso espacio realza cualquier evento allí a realizar.
Lo de anoche fue un caso especial: la magia que flotaba en el ambiente, además de lo bello del entorno, la proporcionó lo destacado de la presentación al poeta y de quienes la componían: Ricardo Gómez López, Pedro Lastra y el trovador Eduardo Peralta.
De Ricardo, sólo diré que tiene la admirable facultad de crear momentos mágicos en sus encuentros, esto, en base a su profundo amor a las letras y al don de saber cultivar amistades verdaderas.
Don Pedro Lastra, poeta chileno y Profesor Emérito de la State University of New York at Stony Brook, tiene en su andar la sapiencia suficiente para hacer de una conversación algo ameno y encantador, develando, al mismo tiempo, detalles inéditos de su relación con el poeta a presentar.
De Eduardo Peralta, yo conservaba en la retina una imagen clásica de “hombre barbudo”, y en los oídos , una voz clara interpretando temas “inteligentes”. Bueno, la imagen de ayer cambió físicamente: ya no hay barba, pero ello redunda en poder apreciar mucho mejor los gestos del rostro – lenguaje por lo demás válido – y con ello toda su simpatía y veracidad en cuanto a lo que propone. ¡Estupenda su intervención!, sobre todo, en la interpretación de un poema de Jorge Teillier llamado “Un desconocido silba en el bosque”, el cual fue coreado con entusiasmo por los asistentes.
Al final, tuvimos el placer de escuchar las palabras del autor del libro y CD Tristura, FloridorPérez, poeta chileno y “normalista” - como él mismo lo expresa en relación a su profesión de educador –, que resulta todo un descubrimiento cada vez que se le escucha.
Esta vez, visiblemente emocionado por las palabras dedicadas a su persona de parte de sus amigos y por la presencia incondicional de varios ex-alumnos suyos, nos paseó por las páginas de su libro dedicando valiosos momentos a explicar de manera muy natural y sin subterfugio, el proceso que le había llevado hasta el resultado final.“Yo soy de corregir mucho...”, nos dijo, y luego contó anécdotas en las que apareció hasta Nicanor Parra, a quien le debemos un notable trabajo de Floridor, ya que él asumió como tarea propia un texto de Nicanor que otorga una “misión” al resto de sus colegas: el crear un soneto en dadas condiciones, hecho que Floridor cumplió admirablemente.
Qué más decir de el encuentro de lo mucho que queda por decir...Sólo enfatizar el hecho de que estas ocasiones son invaluables en el aspecto humano y de conocimiento. Recomendar ,una vez más, el NO desaprovechar la variedad de propuestas culturales que se encuentran a nuestra disposición sin costo alguno. Perder el miedo a salir un poco más allá de nuestra comuna y a un mucho más que dar una vuelta por el mall y comer algo que, muchas veces, resulta más caro que lo que nos beneficiaría el haber dedicado el tiempo a cosas que, indudablemente, alimentan el espíritu, y ello es, sin ninguna duda, digno de agradecer.




Amanda Espejo
Quilicura, 29, abril, 2009

3 comentarios:

§♫*€lisa*♫§ dijo...

totalmente de acuerdo!!!
fue una experiencia preciosa
y yo me llevé un premiado (su autografo en un libro )jajaja

muakismuakis de luz

Patricia dijo...

Que fantàstica instancia, los felicito y no tengo duda que fue una excelente velada.
Encuentros como este son los que que ayudan a difundir a nuestros autores. Ojala hayan muchos màs.

Slds.,

Patricia

Anónimo dijo...

Estimada Amanda, alegría de verte en la presentación del CD Tristura de Floridor Pérez, y te felicito con sinceros agradecimientos, la nota que escribiste en razón de esta hermosa actividad. Personas como tú, que valoran y disfrutan de estos encuentros plenos de poesía y humanidad, nos dan más fuerza para propiciar nuevas iniciativas de esta índole.
Cariños

Ricardo Gómez