9 de agosto de 2015

POESÍA / Carlos Benedicto Cerdà

MARÍA ANTONIA





ALHUÉ


Mi padre hablaba de ti,
calles polvorientas, la risa de tu gente
agua que brotaba en manantiales hechizados
del estero, y la Poza de don Ciria.

Decía que tu plaza era un bosque en el corazón de la villa
que dormías entre cerros ocultando tu esplendor
y se llegaba a tu vera, saltando a cuestas
por la Hijuela


muy de a poco.
Rompiendo silencios
esquivando el malo.

Siempre quiso volver,
no se hallaba con los jutres,

seguía prendido a su casa de barro.
Mil lágrimas saciaron su tristeza,
su perro El Volador,
muerto por un camión,
héroe de mil batallas persiguiendo conejos.

Don Segundo esperando siempre el despertar
de su mujer, que se ocultó en las estrellas.
Quería admirar con ojos de siglos
el regreso de los mineros de la Madariaga
que partieron aquel día.

Mi padre me contaba
que el farol de la esquina está encendido
su luz desfallece, pero aún lo espera
El lagarto multicolor y educado de la pared de adobe
saluda extraviado sin saber que pasa
la higuera del fondo repite sus frutos
aguardando la llegada.
El cementerio está cerca
los difuntos son gentiles, amistosos
participan en cada jornada.

La luna !Oh si la luna! !La luna!
eterna compañera
¡Como olvidarla!
Centinela del campo,
el trigo
el labriego
consuelo de la recóndita tristeza de su alma.

! Tanto sudor, tanta injusticia has visto!
Látigo implacable de la Historia
poncho ensangrentado sigiloso
llanto de niño abandonado
besos de pasión descontrolada.

Mi padre decía
que en tu seno las flores brillan más,
y el sol del ocaso hace guiños al reposo
cuando los pájaros cantan embelesados.

La brisa anuncia que viene un cielo estrellado
de galaxias errantes
cometas que conocen tu retiro
demandan de los astros
saludarte jubilosos y devotos,
trozo del cosmos en la Tierra,



Sutil llega la mañana
con el canto del gallo
trinan zorzales
perfumes de rosas
el rocío se hace miel
capullo primaveral
las tórtolas, amantes desnudas sin pasado
la gavilla en vestido de mil vírgenes
el campo en uva,
nostalgia,
vida.

Alhuè,
mi Padre ya no está
sigue caminos que ignoro
senderos de hierbas inagotables
pataguas ocultando el sollozo.


Yo sé que tú sabes de él
Eras el germen en todos sus sueños
despertar
y agonía,
la espuma de su mar,
vertiente y consuelo,
Refugio eterno, sus días.

*****

Fuente: Revista del Taller Literario Joan Brossa



Carlos Benedicto Cerdà / (Alhuè, 1943) Poeta, Cuentista y Novelista Chileno. Autor de:
“Alhué: poemas y antipoemas” Edit. La Cáfila, Santiago de Chile, 2005; “El bombero afortunado y otros cuentos”, Autoedición, Santiago de Chile, 2007; “El tarro con piedras” cuentos, Editorial Forja, Santiago de Chile, 2007; y “Cuando vuelvan los flamencos”, novela (prólogo de Rodrigo Verdugo), Másgráfick impresores, Santiago de Chile, 2014.
Ha participado en varios talleres literarios, entre ellos el de Mauricio Electorat, y sus textos se encuentran publicados en diversas antologías y revistas chilenas y extranjeras como: "Revista La Mancha", Chile y "Phenomena Magazine", Reino Unido.
Miembro de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Miembro de la Agrupación de Profesionales de origen catalán (APOC), es además uno de los editores de la revista del taller literario “Joan Brossa”. Se ha desempeñado además como profesor en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.
Su novela "Corazón Narco", se encuentra disponible en el sitio web: www.corazonnarco.cl
Actualmente trabaja en la preparación de la novela “Supermercado de almas” y en el libro de poemas: “Miel en la boca y brasas en el vientre” (próximo a publicarse por Olga Cartonera),además del volumen de cuentos “Los signos son los signos”.



Enlaces relacionados: