30 de enero de 2015

LETRA NUEVA / VENTANAS QUEBRADAS, de Rodrigo Verdugo Pizarro



VENTANAS QUEBRADAS
(Edición de Olga Cartonera, Santiago de Chile - 2014)




DOMINGO

A Miguel Arteche


Una gaviota se lanza contra el gallo para extinguir su canto

Corta su cuello cualquier mañana de lluvia y neblina

donde avanzamos trastocando un vínculo empavonado

La sangre gotea de aquél cuello, ayer una pagana armazón

ahora ese declive enardecido

o tan sólo la urgencia para alcanzar el último barco tras toda esa lluvia y neblina

El óxido conquista temblores de sangre

¿Qué haremos si de pronto se revive ese canto?

¿Qué sería de nuestra usurpación sobre los cierres?

Córtame del cielo, me has dicho, y verás vuestra ceniza inferior

No es a nosotros a quienes corresponde hurgar en ese cuello, bajo aleteos victoriosos

Es a aquellos que habrán de desangrarse sobre las magnolias venéreas

y estampar el rayo combinatorio sobre el lienzo

ayer sangre, óxido

hoy ese gran espejo naranjo donde te peinas

con dientes de hienas, avanzando hacia el último barco

con el desbocamiento de rodear con alambres es cópula de laberintos

como quien ve por primera vez el mar

¿Qué haremos si alguien pone a pelear a la gaviota y al gallo sobre los cierres?

Córtame del cielo, me has dicho, pero en esa mañana de más lluvia y de neblina

Después, conquista mi temblor de sangre.




CONTINUIDAD


Nació de un retrato de niebla

Olas inconfesables alumbraron esa voracidad

Los fundamentos del día pasaron a la sangre

Las ciudades quedaron blancas

Velaron las mitades de un mismo cuerpo en distintos ataúdes.




RECUERDO

A César Vallejo


Alguna vez te dije:

los días no son días

son escamas de algo desconocido.

En vano el ángel negro remece la madrugada

y caen hormigas sobre las venas.

Nací con un arpón atravesado en la garganta

cuando los nelumbios mezclaron sus llantos.

Me abandonó mi padre antes del bautismo

antes de las confusiones armadas de aguas

que cambió por la sombra de mis manos.

Guarda un clima encarnizado para mí.

Fui el obispo anestesiado

que cayó en los charcos, rodeado de cangrejos.

Atrás quedaré

no habrá profundidades.

Habrá nieblas que se adentraron

en el dolor de tu desnudez.



FEBRERO



Estallan los vidrios de la casa

Y el techo se cubre de palomas.


Después sólo pálidos poderes.


*****

Algunos enlaces sobre el autor:


Datos biográficos y selección de poemas en Arte Poética:
http://www.artepoetica.net/rodrigo_verdugo.htm


Tres poemas en página Andrés Morales:
http://paginadeandresmorales.blogspot.com/2014/12/tres-poemas-del-libro-ventanas.html


Sobre "Ventanas Quebradas", reseña Lorenzo Peirano:
http://letras.s5.com/lpei250214.HTML


A Editorial Olga Cartonera la pueden visitar en:
http://olgacartonera.blogspot.com/