6 de noviembre de 2013

POESÍA / María Cristina Menares Varas





Parte de la recién presentada  "Antología Caballo de Fuego - Treinta Escritores de Chile", son los dos primeros poemas de María Cristina Menares que reproducimos aquí:



VIGILIA DE AMOR EN HANGA ROA


Sólo en sueños puedo amarte,
hombre de piedra.

Hombre
tallado en la cantera
del volcán Rano Raraku;
vigilante milenario,
dios altivo.

Yo presiento
que en las noches en que suelta
su aromático aliento
el eucaliptus,
me escudriñas con tu estática mirada.

Otras veces
es tu voz la que me alcanza
a través dela distancia,
con clamor petrificado.

No me busques,
no me nombres
ni me implores
desde nubes de una atmósfera intangible
de sombras y reflejos.

Entiende que la llama del amor
no resplandece
de gélidas caricia escarchadas.
y por eso, no me ruegues,
ni me invites a besar tus labios fríos,
ateridos
por la nieve endurecida de lo siglos.

Porque yo
sólo en sueños puedo amarte,
Moai Maea:
¡cuando el cielo se ilumina
con la luz de las estrellas,
y la noche con sus sábanas sombrías
cubre el justo letargo de la tierra!



(De Magia de Rapa Nui)


INDOAMÉRICA LIBRE


Hermano,
sometido hermano indoamericano,
nacido entre raíces
de la selva boliviana: 
déjame escuchar las quejas de tu quena
cuando el frío altiplánoco detiene
el ritmo entumecido
de tus sienes.

Déjame sentir tu desfallecido aliento
cuando el látigo del amo
te esclaviza
por un trozo de pan como salario
y una manta para el sueño de tus huesos.

Déjame calmar ahora
la angustia macilenta de tu rostro
cuando curva la fatiga tu espaldas
y la Muerte, desde lejos,
con su mano descarnada te señala.

¡Despierta ya!
Despierta, hermano indígena del sur,
que una era venturosa se aproxima
si elevas tu mirada hacia la luz.

La piña tropical
y la guayaba
ya endulzan la boca de tus hijos.
Por el cielo americano te saludan
las alas del cóndor y el quetzal.

¡Rebélate por fin!
Arroja para siempre tus cadenas
y empuña decidido tu fusil:
es hora de los pueblos liberados,
como antaño con fe lo refrendaran
las banderas promisorias de Bolívar
y altruistas postulados de Martí.


(De Cantos de Patria o Muerte)



DÉJAME QUE TE QUIERA


Déjame que te quiera
así, calladamente,
Sin ansias, sin palabras,
sin inquietud.
como humo que muere
en el azul.
Como una melodía
que se olvida.
Sin risas estridentes
de alegría,
sin llanto quejumbroso
en el dolor.

Quieta, ahogadamente,
sin voz.
Que sea mi ternura
como el eco
de dos alas que vuelan
a lo lejos.
Como sombra perdida
en el confín.
Déjame que te quiera
silenciosamente.
Sin ansias, sin palabras,
¡así


*****




María Cristina Menares (1914 - 2012 ), escritora chilena nacida en La Serena. El amor y los procesos del mundo interior se expresan en su lírica, de estilo sencillo y musical. Entre sus poemarios se encuentran: Pluma y nidal lejano (1935), La estrella en el agua (1941), Raíz eterna (1942), Lunita nueva (1952), La rosa libre (1958), Cuentos de patria o muerte (1970) y Onírico vuelo a Rapa Nui (1981, primer premio en el Concurso Literario Nacional sobre Isla de Pascua, organizado por el PEN Club). De modo más ocasional, cultiva también el cuento, como Aminta y su reino de cristal. 
En 1977 obtuvo el primer premio en el Concurso de Cuentos Infantiles para Adultos de la Secretaría General de Gobierno. En 1981, el Círculo Literario de La Serena le otorgó el premio regional de literatura Carlos Mondaca Cortés.
Fue agregada cultural en las embajadas de Chile en Perú, Argentina y Guatemala; dirigente de la Sociedad de Escritores de Chile y del PEN Club de Chile; cofundadora, vicepresidenta y presidenta de la Unión de Escritores Americanos.

Algunos enlaces relacionados con la vida y obra de la autora:

http://sicpoesiachilena.cl/docs/critica_detalle.php?critica_id=1039

http://www.fundib.org/homenajes/Maria-Cristina-Menares/Maria-Cristina-Menares.html

http://revisteros.cl/noticia.php?nid=8262