3 de febrero de 2012

LETRA NUEVA / Ropa Dispersa, de Ema Ugarte

Editorial Puerto Alegre / 2011





ROPA DISPERSA

a mi mamá
por pararme frente al amor

a Raúl
por llevarme al fondo del amor

y a Magdalena
por ser el amor


DESALOJO


Un olor sospechoso recorre las piezas
de esta casa herida
Los pasillos se hacen más angostos
y las puertas se cierran sin voluntad
Parece que las paredes
intentan congregarse en los rincones junto a las ventanas
para mirar entre las cortinas
quien desde afuera la amenaza

Hay movimiento en las habitaciones
un rumor extraño se asoma bajo la cama
el verde se tiñe de gris
y los espacios comunes
parecen aguantar la respiración

Hay miedo en esta casa trémula
el desalojo brota de las cañerías
Las moscas merodean
espacios sin agua ni comida

La tranquilidad parece haber huido
por el espacio que dejó la esperanza
antes de la clausura

¿A qué le teme esta casa seca
curtida de sismos itinerantes
si en la inmensa cuadratura
no hay quién la aceche?

¿Será que los cimientos tambalean
sobre ciénagas deshonrosas
o el mar le cobra su desdén
con eterna camanchaca incierta?

Dejó textos sin terminar sobre las sillas
donde construía a diario sus idilios
Dejó morir los amantes en el baño de visitas
los tapó con versos
y canciones destejidas.



NO TE ASUSTES


No te asustes de mi ombligo
que modula tu nombre sin voz
mientras los ojos se cierran.
No te burles temblorosa
de la mano que toca tu hombro
del dedo que se longa hasta sangrar
sólo para tocar tu cuello.
No huyas en círculos
si vocifero como pájaro
mientras arqueo mis piernas
para detener el silencio
de tus caderas.
No me des la espalda
si mi cuerpo se yergue
ante tu pecho luminoso
y anudo los anzuelos
que tu cuerpo ensortija.
No interrumpiré la censura de tu boca
sólo tomaré café si ofreces desayuno
y dejaré crecer mi pelo hasta la cintura
para ocultar la imagen de tu rostro
que atesoro tatuado en la nuca.



Ema Ugarte Vega


El tránsito poético de Ema Ugarte, nos ofrece una extensa variedad de escenarios y atmósferas, como si lo disperso de sus féminos ropajes viniera a dar cuenta de que en nosotras todo tiene que ver con todo, y que en nuestro imaginario habitan un sinfín de realidades, sueños y matices. “No existe gato / al que no le brillen / los ojos en la noche/ ni trapos sucios / que no se cuelen bajo la puerta”.
Un viaje por las dudas que nos rondan y que de alguna forma nos salvan: “…¿o será que las palabras no salen / sino que entran y sólo estoy / del lado equivocado de la boca?”
Ropa Dispersa es, sin duda, el mejor comienzo de Ema Ugarte.



Karen Devia, poeta.

2 comentarios:

Gino Ginoris dijo...

Gracias Manchados, por darnos a conocer autores nuevos.

Manchados dijo...

Bien Gino!, de eso se trató desde un comienzo este proyecto: de difundir la obra de poetas-escritores emergentes, invitando a la vez, a los conocidos que no se marean con la altura de su ego y se animan a conpartir espacio, comentarios y hasta actividades conjuntas. Es difícil, lo sé, pero persistimos en ello, y de ese modo, de a poquito, conocemos gente linda e interesante en todo sentido. Tú estás entre ellos.