6 de enero de 2012

NOTICIANDO/ desde Rancagua, Exposición del Taller de Kamishibai

A propósito de EL CUENTO y de su indesmentible magia, indestructible través de los tiempos:

Exposición del Taller de Kamishibai (cuentos con teatro japonés).





Ayer, en Rancagua, tuvo lugar la inauguración de la Exposición del Taller de Kamishibai, dictado por Editorial Arte Gráfica con el apoyo del Departamento de Cultura del Sindicato Unificado El Teniente.
Este taller, a cargo de Marisol Ibarra, enseña la técnica de Kamishibai que en su esencia, es una forma diferente de contar un cuento con ayuda de dibujos expuestos en un escenario portatil. Literalmente, Kamishibai, significa "drama de papel" y es una forma de contar historias que se originó en los templos budistas de Japón en el siglo XII, donde los monjes utilizaban emaki, pergaminos que combinan imágenes con texto, para combinar historias con enseñanzas morales para audiencias mayormente analfabetas. Así, se mantuvo como un método para contar historias durante varios siglos.

Nosotros, como dignos "manchados" viajamos a cubrir esta actividad con el orgullo añadido de ver y escuchar entre las exponentes a una amiga y compañera: Margarita Bustos.
Ningún tiempo pudo ser mejor aprovechado que el nuestro. Todo un agrado la experiencia, rica en bemoles narrativos, visuales y en la vastedad de emociones convocadas. No hubo diferencia entre niños o adultos entre los espectadores. Unos y otros, embobados, no se perdieron ni un detalle de cada relato, teatrillo y técnica de cada narrador.
Durante el acto estuvieron presentes las princesas, obviamente, pero con la salvedad, esta vez, de presentar un personaje y perspectiva muy distintas de lo acostumbrado. Los animales, gatos (bellísimos!), ratones, buhos y hasta pequeñas cigarras y hormigas, hicieron de las suyas cobijados cada cual dentro de su propio y mágico espacio.
Los pequeños instantes que suelen constituir todo un mundo ( como en el cuento de Sady)fueron recreados con gracia y ternura.
El primer amor, en base a dibujos "manga" hizo  "doble" presencia : protagonistas y relatores se confundieron sin problemas durante el proceso.
Las moralejas clásicas, la enseñanza velada pero consistente que es deseable nos deje cada historia, tocaron diversos tópicos y también se deslizaron sin trabas por la línea del tiempo. Así, pudimos escuchar y ver un muy actual cuento donde los personajes van en el metro y hasta facebook es parte de la trama.
Para acabar la jornada un hermoso cuento sobre un chichinero y un pueblo de volátiles niños que salieron, literalmente, del escenario, logró hacer estallar un aplauso espóntaneo de todos los presentes en honor a quienes brindaron generosamente, una deliciosa tarde de viajes sin fronteras gracias a la imaginación y el acierto ilustrativo de cada creación.
No nos quedaremos en palabras: como siempre, está la presentación de imágenes que SÍ les hará sentir en persona todo lo comentado. ¡ A pinchar el teatro virtual entonces!

*Esta exposición se extenderá desde el hasta el sábado 7 de enero de 12 a 18 hrs, en Cuevas con Estado, a un costado del CORE (frente a Falabella)

Más sobre el tema:


3 comentarios:

Morgana dijo...

Querida Amanda:

Fascinante reportaje fotográfico y narrativo. Invitas a querer adrentarse en el espacio mágico del kamishibai (teatro de papel)y a querer multiplicar esta forma de contar historias.
Agradezco tu viaje desde Santiago y la difusión que tendrá a través de la página siempre altruista y generosa de la Revista La Mancha.

Abrazos azules

Manchados dijo...

Gracias a ti Margarita, y a todos quienes participaron de esta muestra-taller, dándonos con ello la oportunidad de revivir pasajes de nuestra infancia plenos de emociones y admiración a todo este mágico mundo de los cuentos; mucho más accesible a través de esta técnica del Kamishibai.

Fue, realmente un gusto para mí el estar pesente!

Un beso!

María León Bascur dijo...

Estimada poeta Amanda:

Han llegado a mis manos dos ejemplares de La Mancha, 17 y 18. Maravillosas. Felicitaciones. Más adelante me comunicaré contigo para elogiar y felicitar por el esfuerzo de publicar tan linda revista. Gracias por acordarte de mí. Mi abrazo fraterno.

MARÍA LEÓN BASCUR