9 de agosto de 2010

POESÍA / Rosa Alcayaga Toro




Tú castigas la curiosidad

miro de frente, altiva,
la espalda del pasado
enceguece el rostro
mastico venganza
rememoro olvido
reconstruyo el mito
tú castigas la curiosidad
yo deshago la estatua de sal


Destripan la paloma blanca

arriba herido a la costa
su cuerpo desarmado
encalló vomitando muertos,
oropéndolas despierten
destripan la paloma blanca la tierra desaparece
busca refugio la muerte
aterrorizado deserta el miedo,
espanto causan los desechos
que ofrendan los cobardes,
en lo alto, buitres cesantes,
vientos alucinados,
la mar remanga su falda
exhibe sexo moribundo
arrastra réquiem
en último desfile
de ojos lluviosos
¿dónde estás noche que
iracunda destrozas la sombra
que anuda sangre
detrás de cada palabra?


Sin camino no hay cuerpo

híncate
frente a las todas
como uno más de los hombres,
reclamas porque no quieres
un pan lleno de gusanos,
es el único alimento
en la despensa;
no mires con cara de hambre
nuestros ojos
navegan sin estrellas,
escucha
sin camino no hay cuerpo
sólo sombras
muere la huerta
no crece la hortensia,
destrozados pétalos azules
lloran ojeras


Sexo masculino



"Mi amante me aguarda en el fondo del mar".
(Federico García Lorca) 


Los sexos masculinos trotan demasiado rápido últimamente.El mar en cambio con sus millones de años lame lento, persistente, rítmico. Hurgonea curioso la misma roca acicalada con su melena de huiros al pie del precipicio en esa punta olvidada por todos allá en el puerto de San Vicente. Arriba está Tumbes por el costado derecho. La roca abre sus miles de ojos con un despertar diferente cada día.El mar conserva los ritos. Retozón. Conoce la palabra siempre. Huye de lo repetido. Ahíto de pausas. Martillando silencio aullador. Intenso. Sabio. Truena con fuerza. A golpe de olas rabiosas e insurgentes va desgranando abejas salinas para su reina geológica y la viste de mieles. La espera nunca tendrá nombre de susto.El mar con sus estalactitas de espuma salta cubre penetra hasta deshacerse para quedar estampado ahuecando su nido en ese jardín pétreo de algas juguetonas. La roca vestida de reina con el océano sobre su falda entre sus piernas nos mira sorprendida por nuestro desconsuelo.Es que los sexos masculinos trotan demasiado rápido últimamente. 


Otros cuentos de esta autora los encuentra en el siguiente enlace:
http://www.letras.s5.com/archivoalcayaga.htm
 


ROSA EMILIA ALCAYAGA TORO (Talcahuano): Poeta y periodista, cursó un Magíster en Género, Facultad de Filosofía Universidad de Chile, 2003. Ha trabajado en radio Nuevo Mundo y Chilena, como reportera política y comentarista y En el diario La Época, diario El Sur de Concepción. Ha publicado “Mil veces mujer... a pesar de todo” (cuentos, 2001) y “Escaparate” (poemas, editado en México en editorial Linajes Editores, octubre 2003.
Es candidata a Magíster en Literatura con la tesis acerca de la obra de la poeta agasajada que lleva por nombre: “Stella Díaz Varín: sola contra el mundo. Una poeta inscrita dentro de la vanguardia surrealista que despierta ecos neorrománticos”.
Ha participado en los talleres literarios de, Pablo Azócar, Gonzalo Millán y Paz Molina.

4 comentarios:

Maritza dijo...

Excelente poesía la de Rosa Alcayaga.
Mis felicitaciones.

Y también por tu imagen, tan decidora, Amanda.

Grandes!

elisa...lichazul dijo...

felicitaciones a esta creadora comprometida con lo social-político

besitos de luz

María Cristina dijo...

A esta poeta tuve el agrado de escuchar en el aquelarre de la sech. me impactó su fuerza interpretativa y los temas, sobre todo el de las mujeres asesinadas en Juérez. Me alegro de encontrarla aquí para conocer un poco más de ella.

María Cristina

lila dijo...

Gran mujer y buena poeta. Felicitamos su entrega, siempre comprometida con la creación y la revaloración del papel de la mujer en la sociedad.

Abrazos.