25 de julio de 2009

COMENTARIO / ¡Feliz Aniversario!

A LA COLA DE JULIO...


E
ntre tanto ir y venir en uno y otro compromiso, nosotros, los “manchados”, nos hemos ido quedando a la cuelga del mes de Julio. Mes por demás significativo, ya que fue en esta fecha, hace cuatro años atrás cuando vio la luz nuestra primera Mancha.
¿Cómo no ocupar uno de nuestros espacios para recordar aquél momento?
Me parece increíble que esta empresa se haya mantenido en pie, dignamente, durante todo este tiempo. Más aún ahora, después de todo lo que hemos aprendido sobre proyectos, gestiones, políticas, vinculaciones, subvenciones, etc. Pienso firmemente, que hoy más que nunca debemos estar orgullosos de nuestra opción de auto-gestión, hecho que nos permite trabajar con más garra y sentirnos más que orgullosos una vez cumplida cada enmienda. Quijotesca la palabra. Quijotescos también los que no damos nuestro brazo a torcer.
¿Representa un costo este camino? Lo tiene, es innegable, pero vale la pena el derecho de poder pensar-idear-planificar y hacer, sin condicionamientos de ningún tipo, ni económicos ni ideológicos; más en estos tiempos, en que cada ayuda o favor a recibir hay que pensarlo dos veces para, a cambio, no perder el norte propio, o sea, los objetivos originales que nos impulsaron a actuar.
Es aquí cuando los nombres de quienes han formado parte de esta empresa cultural se me agolpan en la memoria, y también visiones de uno y otro momento significativo durante nuestro trayecto: Paloma Luz, Rosita Palma, Zara Bahdí Bernardo Astudillo, Ariel Blumel, Pablo Delgado y quien escribe, hemos sido arte y parte del acto de manchar con creatividad e iniciativa durante estos cuatro años. Impagables también los amigos colaboradores que, de un modo u otro, se las han ingeniado para cooperar difundiendo la revista en donde sus pasos los lleven. Aquí , por nombrar alguno, diré, Agustín, Miguel, Nancy, Arjex, Eli, Cristhian, Elisa y otros. Cooperación que también hemos recibido en forma de implementos: Mariela Martínez, Guido, o trabajo por hacer: Susana, Fernando, Juan, etc.
No es mi intención a esta hora del día y medio maltrecho mi brazo el extenderme en nombres ni actos; sólo me anima la intención de estar presente en medio de nuestra difusión cultural, y de este modo, enviar un gran abrazo virtual - a los nombrados y por nombrar - que exprese la alegría de este nuevo aniversario. ¡Muchas felicidades a todos los manchados! Y nos vemos luego - pocos días más - en una de las “guaridas amigas” para celebrar íntimamente lo andado y la llegada de la Mancha # 14.



Amanda Espejo

Dibujo: Gay, diario La Nación

7 comentarios:

Anónimo dijo...

miga Anónima: Felicidades a la Mancha en su cuarto aniversario, desde la simple revista con tapa de hoja carta, pegoteada y fotocopiada hasta hoy, diagramada y todo, se notan los cambios, felicidades...

Manchados dijo...

PUSE TU COMENTARIO AQUÍ, AMIGA ANÓNIMA, POR SER TAN AMABLE Y LA PRIMERA EN DEJAR FELICITACIONES.

SE AGRADECE...

melypoet dijo...

Cuando la semilla empieza a germinar,
va tirando lacitos delgados,tiernos como un colchón de cimiento que teje alrededor para tenerse en pie. El primer brote aparece, sus raíces estan afianzadas en un tejido solidario, completo y amarrado en el
tiempo. Así es vuestra revista.Va a convertirse en un robusto árbol. Que nos dé frescor y sombra hasta ser longevo.Felicidadesniñamanchada.
Melypoet

Anónimo dijo...

Estimados Pablo y Amanda:

¡Felicitaciones por los 4 años de la revista!

Les deseo lo mejor de lo mejor,
Un fuerte abrazo transandino.


Augusto Munaro

Anónimo dijo...

Demás está decirles que vuestra alegría por festejar este aniversario de La Mancha es más
que merecido, pués basta con recordar lugares; lejanos algunos, por donde va caminando un poco desconcertada a veces, entre culturas e idiomas diferentes (doy fe de su andar por Alemania, Holanda y España) pero orgullosa,
llevando nuestros textos consigo como el fiel Rocinante.
Salud Manchados amigos escritores.
Agustín

Amado Torres De Saavedra dijo...

Amanda, poco y nada nos conocemos, lo mismo con Pablo; sin embargo, ustedes son como una gran familia acogedora, que recibe a cuánto vagabundo de las letras encuentran en este devenir quijotesco, entregando un caldo de sonrisas humeantes, con una pieza de pan horneado al calor de sus brazos. Tuve la grata experiencia de su hospìtalidad en la Biblioteca Municipal de Quilicura, junto a mi amiga Elisa; un recuerdo que atesoro como pan entre las ropas de mendigo, recostado bajo el puente; ahí, en el cauce, en la orilla, más cerca de las vivencias, tocándolas en su agitado fluir...bajo el puente de la vida.
Felicidades por sus cuatro años.
Mauricio Sepúlveda

elisa dijo...

cuatro añitos, es la edad más rica!!!
están para comerselos jajaja

bromita:=)

MUCHAS FELICIDADES!!!!

yop