9 de enero de 2017

NOTICIANDO / TERTULIA DE VERANO en Centro Cultural de España



LA TERTULIA POÉTICA DE VERANO

SERÁ EL PUNTO DE PARTIDA Y PRIMERA ACTIVIDAD CONMEMORATIVA 

DEL CENTENARIO DE LA GRAN POETA Y ESCRITORA ESPAÑOLA 

GLORIA FUERTES



"Un encuentro estival tendrá lugar a comienzos de 2017, porque el 17 de enero se llevará a cabo una sesión veraniega extraordinaria de este gran espacio dedicado a la poesía y a la música, con un especial encuentro de poetas y músicos invitados,

Abiertas a todos los interesados en conocer más sobre la poesía actual en nuestro país, las Tertulias Poéticas del Centro Cultural de España se han ido transformando en el punto de encuentro permanente para el género poético en nuestra lengua castellana, la lengua de Cervantes.

En esta sesión especial y muy particular nos encontraremos con grandes poetas y músicos invitados, quienes serán los encargados, como siempre, de hacernos olvidar por unos instantes de los afanes de la jornada de un caluroso Santiago".

Con la conducción y animación de Manuel Andros y Cecilia Almarza





Poemas de Gloria Fuertes:


EL CORAZÓN DE LA TIERRA


El corazón de la Tierra
tiene hombres que le desgarran.
La Tierra es muy anciana.
Sufre ataques al corazón
—en sus entrañas—.
Sus volcanes,
laten demasiado
por exceso de odio y de lava.

La Tierra no está para muchos trotes
está cansada.
Cuando entierran en ella
niños con metralla
le dan arcadas.



EN LOS BOSQUES DE PENNSILVANIA



Cuando un árbol gigante se suicida,
harto de estar ya seco y no dar pájaros,
sin esperar al hombre que le tale,
sin esperar al viento,
lanza su última música sin hojas
sinfónica explosión donde hubo nidos,
crujen todos sus huecos de madera,
caen dos gotas de savia todavía
cuando estalla su tallo por el aire,
ruedan sus toneladas por el monte,
lloran los lobos y los ciervos tiemblan,
van a su encuentro las ardillas todas,
presintiendo que es algo de belleza que muere.



ISLA IGNORADA


Soy como esa isla que ignorada,
late acunada por árboles jugosos,
en el centro de un mar
que no me entiende,
rodeada de nada,
sola sólo.
Hay aves en mi isla relucientes,
y pintadas por ángeles pintores,
hay fieras que me miran dulcemente,
y venenosas flores.
Hay arroyos poetas
y voces interiores
de volcanes dormidos.
Quizá haya algún tesoro
muy dentro de mi entraña.
¡Quién sabe si yo tengo
diamante en mi montaña,
o tan sólo un pequeño
pedazo de carbón!
Los árboles del bosque de mi isla,
sois vosotros mis versos.
¡Qué bien sonáis a veces
si el gran músico viento
os toca cuando viene el mar que me rodea!
A esta isla que soy, si alguien llega,
que se encuentre con algo es mi deseo;
manantiales de versos encendidos
y cascadas de paz es lo que tengo.
Un nombre que me sube por el alma
y no quiere que llore mis secretos;
y soy tierra feliz —que tengo el arte
de ser dichosa y pobre al mismo tiempo.
Para mí es un placer ser ignorada,
isla ignorada del océano eterno.
En el centro del mundo sin un libro
sé todo, porque vino un mensajero
y me dejó una cruz para la vida
—para la muerte me dejó un misterio.



*****

Enlaces relacionados: