14 de noviembre de 2014

LETRA NUEVA / Estallido Poético, de Edith Contador Villegas





MUJER


La memoria de la mujer
es una cesta repleta de flores y pájaros.
Vuelan, se marchan cada estación del año.

Lleva en su canasta, anidados los recuerdos.
Salen de sus alas dos manos blancas
que van recolectando amores
tejidos en su diario de la vida.

El pálpito de la noche le enciende las venas,
la voz de un niño le enciende las venas,
el calor de un abrazo le enciende las venas.

La memoria de la mujer, es un farol encendido.



SUDÁFRICA ESTREMECIDA

(Homenaje a Nelson Mandela)


Dos serafines de escolta, alas blancas, alas negras.
Sordina amarga del mundo, ¡se marcha Nelson Mandela!

Habitó una celda estrecha, corcel atado a los años.
Esbozan sueños sus manos, asidas al frío metal.

¡Ah!, las cadenas que escuchan
respirar al prisionero con más fuerza
que el tintinear de abalorios carceleros.

¡Ah! Los oscuros días de hambre y miedo.
Raíces arrancan flores, desquicio, locura, muerte.

Sudáfrica atormentada, sangre emanada del pecho,
riada blanca, riada negra, el pueblo llora a Mandela.

En diáfana llamarada le entregan la libertad.
Aplausos en abanico, sepultan el lodazal.

Premio Nobel de la Paz, en merecido trenzar.
Retrocediendo senderos, con su garra el apartheid.

Madiba, duerme tranquilo, arcángeles te saludan.
Viajas un día de diciembre ¡Sudáfrica estremecida!



ULTRAJADA


La memoria de la ultrajada
esconde en un saco sin fondo
la cara del violador.

Un cuervo gelatinoso
con garras en los ojos
y una piedra filosa en el pecho
desde donde golpea la inocencia.

Guarda ese oscuro ruido
que emana del bufido amargo,
de un escuálido y rústico ser
nacido desde el pantano.

Hay en la memoria de la ultrajada,
el no olvido del esperpento
que dejó sus días incrustados
en la faz amarga de la noche.

*****


Edith Contador Villegas nace en el sur de Chile; Kinesióloga de profesión, actualmente distribuye su tiempo entre actividades laborales y la poesía.
En 2005 edita su libro "Este Secreto Subterráneo", y particiopa en diversas antologías, tales como: Antología Buinense,  Rayentru, Convergencia Crepuscular. 
Su poesía ha sido incorporada en revistas literaria como: Safo, Aurora Boreal, Caballo de Fuego, La Mancha, y Revista Surcos Literarios, donde participa como colaboradora de ésta.