20 de octubre de 2013

NARRATIVA / Karen (Plástico) Peñaloza








AMOR AN/ATÓMICO


Fileteó  su rojo, fibroso y adorable corazón en partes proporcionales, siete partes, de las cuales consumió dos. El resto lo refrigeró  en una bolsita con cierre  hermético. En el refrigerador aparecieron, bueno, su cuerpo en el receptáculo mayor y en el frigider la bendita bolsa que con los peritajes, ires y venires de acá para allá, se descongeló y las cinco partes del corazón que restaban comenzaron a babear un líquido azuloso que empeoraba las cosas a decir verdad.

- El corazón de su amante maricaaa!- decía la tía Vera, como queriendo juzgar la realidad de Javier, como si fuese la víctima de sus pasiones en vez de poseedor; como si fuera espectador en vez de cirujano espontáneo de semejante cuadro que, enfrente de nosotros se posaba, mientras seguía desangrándose esa cosa que ya no tenía  forma dentro de aquella hermética bolsa.

Que lo amaba me hab(r)ía confesado, que lo necesitaba y que quería conservar los instantes a su lado. Que le gustaría tragarse el mundo entero en el instante en que le observaba con esos ojos como de gato bandido…y yo sentía que en su descripción también yo vibraba un poco de amor.

Que temblaba al besarlo, decía, que una mañana llena de culpas…llena de esas inmensas alegrías de un solo instante, fugaces, y es como el sólo hecho de mirarle…¡ahhh!…si te dijera la aventura que es tratar de hablarle. Me siento  completamente intranquilo antes de escuchar su voz y luego, durante, no sé ni lo que digo y después no sé de qué hablamos y me despido, como aturdido, me despido.

Claramente, él lo amaba. Cadena Perpetua.




Plp



Publicado en La Mancha Nº 20
Ilustración de Plástico Peñaloza




Karen Peñaloza, o Plástico, -o cualquiera de los alter con los que suele firmar su trabajo- fue una de las fundadoras del proyecto Revista La Mancha. Poeta, dibujante, y creadora en todo el sentido de la palabra, sus creaciones han sido desde un principio el distintivo original de Revista La Mancha. 
Fue integrante del Taller Literario de Quilicura, del Colectivo Mal de Ojo, y actualmente, trabaja en la editorial cartonera Calafate Cartoneraen donde se puede apreciar parte de la dimensión de su trabajo visual.