28 de abril de 2013

LARGA DISTANCIA / Poema de Amelia Arellano, desde Argentina











 HEREDERA DE SILENCIOS


Ella es la Heredera de todos los silencios.
La veo aun, con su  vaso vacío,
Sorbiendo lentamente algo que parece escarcha.
El verano pasa como un potro de fuego.
El insomnio la acecha. La vigila.
Busca esa vieja costumbre de llorar dormida.

Pensar que le gustaba caminar con la lluvia.
Ofrecer su rosa en destruidos desvanes.
Ahora solo tiene el silencio.
No habla. No le hablan.
Solo las cucarachas murmuran.
También los muertos, mas, no entiende el morado.

Y se va por los bares hasta que todos cierran.
Y vuelve, y cuenta, uno a uno sus pasos.
Y bebe. Bebe todos los silencios.
Vacía lentamente la copa.
Allí en el fondo una boca extranjera  habla.
Tiernamente le habla…y la besa.





***




               

Esbozo biográfico

AMELIA ARELLANO .Vivo en San Luis (Rep Argentina) provincia en cuyos páramos,   ya no están, nací. (En una escuela rancho). Crecí silvestre como las verbenas, en un pueblo pequeño, en donde aprendí el arte de sobrevivir de la gente sencilla y la teoría en la Escuela donde mi madre era Directora.

Comencé a escribir a los 5 años. Desde mi abuela, artesana, madre soltera, que renuncia al apellido de sus hijos cuando el hombre le anuncia que se casa con otra y desde la prohibición de mi madre de leer ciertos libros (que por cierto eran los primeros que leía) se establece en mi una impronta de trasgresión,  de la que me hago cargo y que me acompaña hasta la fecha.

En los años 70, en los cuales estudiar Psicología era sinónimo de subversión,  todos mis libros, desde el “Che” hasta el Principito, cartas, cuadernos, poemas, etc. arden (no es metáfora) “el infierno del Dante es una rosa azul”.Dejo de escribir. Si bien el exilio es una condición inherente a nuestro ser, no tengo la experiencia-intransferible, de la tortura y el exilio material.

En los años  80, ayudada por el acto terapéutico y dos personas invalorables, me entrego de nuevo al acto creador...y salvador. He trabajado como Docente en la Universidad Nacional de san Luís Y en La Escuela de Psicología Social.  En la actualidad, trabajo como Psicóloga clínica y Psicóloga Social. Colaboro como escritora en medios locales, nacionales e internacionales. También en  sitios Web nacionales e internacionales.

 Mis producciones han sido traducidas al inglés, alemán y catalán. He publicado narrativa, ensayo y poesía en ediciones individuales. También diversas Antologías en papel y/o virtuales. He ganado premios y distinciones nacionales y provinciales e internacionales, con jurados tales como Osvaldo Bayer, Horacio Salas, Tununa Mercado, Jorge Brega.





amelia.arellano01@yhoo.com.ar
amelia.arellano01@gmail.com.


3 comentarios:

Wilma Borchers dijo...

Simplemente el corazón me ha hecho una pausa...el dolor y la belleza se conjugan en tu palabra.

Emocionante. FELICITACIONES

amelia arellano dijo...

Gracias querida hermana de Chile , desde el comentario que me precede y abre puertas, hasta tu invitación de enviarte un poema me hablan de ti como mujer valerosa , talentosa , comprometida con la realidad social.
Me alegra habernos conocido ...allá lejos en la pagina de la SECH.
Un abrazo fuerte , Amanda!!
amelia

Ernesto Rodriguez dijo...

Amelia, me has demostrado que la sutil sensualidad de tus versos no se encuentran solamente en los versos de amor. En este poema la sensualidad rueda levemente. Ej:
"El verano pasa como un potro de fuego.El insomnio la acecha. La vigila.Busca esa vieja costumbre de llorar dormida."
Y más adelante:
"Pensar que le gustaba caminar con la lluvia.Ofrecer su rosa en destruidos desvanes." Y ese final de antología:
"Allí en el fondo una boca extranjera habla. Tiernamente le habla…y la besa."
FELICIDADES . ERdelValle.