9 de abril de 2013

INVITACIÓN / Diosas Tutelares, de Lila Calderón




Inauguración muestra visual de Lila Calderón 

Diosas Tutelares


Viernes 12 de abril - 2013, a las 19Hrs.


Posada del Corregidor, Esmeralda 749



La muestra permanecerá abierta hasta el 26 de abril.




Diosas Tutelares


El artista debe de ser mezcla de niño, hombre y mujer. 
Ernesto Sábato


Goethe interpretaba su concepto de “el eterno femenino” como la idea de belleza que está en todas las mujeres. El trabajo de Lila Calderón transita por estas reducciones simbólicas de la condición de ser mujer, de ser mujer en esta contemporaneidad, donde el ya intentarlo puede ser un acto heroico, más aun pintar estas deidades con atributos femeninos con tanta insistencia, bien podría parecer un lamento heroico, un intento de simbolización de aquellos fantasmas de la condición de ser y estar siendo mujer hoy.

¿Es que las Diosas no son hoy posibles?


Una divinidad tutelar es un espíritu o deidad a cargo de ser guardián, patrón o protector de un lugar particular, accidente geográfico, persona, linaje, nación, cultura o profesión en la religión politeísta o animista. Un concepto similar en el cristianismo sería el santo patrono o, en un grado inferior, el ángel de la guarda. En el catolicismo, María es considerada de una sola naturaleza, la humana, y no de naturaleza divina. En el politeísmo griego, Atenea era la diosa patrona de la ciudad de Atenas. Minerva de Roma, y así, muchas Diosas han habitado el imaginario de las diversas culturas.

Las diferentes mitologías del mundo tienen diosas, normalmente representan valores históricamente ligados al género femenino, como la maternidad, la protección, la bondad o la fertilidad, aunque también representan otros atributos fuerzas como la templanza, permanencia. En la Mitología mexica Coatlicue y Chimalma, son las diosas de la fertilidad, patrona de la vida y de la muerte, y guías del renacimiento. Según referencias Coatlicue es la madre gestante de Huitzilopochtli y Chimalma es la madre gestante de Quetzalcóatl.

Como vemos en esta serie de pinturas, las diosas frecuentemente son parte de un largo panteón icnográfico que incluye los géneros convencionales y, en algunos casos, incluso deidades que huelen y transpiran a Latinoamérica, telúricas, cargadas de frutos y coloridos de la tierra, adonde son convocados los inciensos y auras doradas de Bizancio y los referentes culturales de nuestra occidentalidad mestiza, en una paleta cargada de poesía.



Arturo Valderas
                                                        
Artista visual





Página de la autora:

http://wwwanimalcautivo.blogspot.com/






1 comentario:

lila dijo...

Mil gracias por la difusión de la expo, queridos amigos, un abrazo grande y hasta pronto.

Saludos.