4 de enero de 2013

POESÍA / Olga Sotomayor Sánchez





MARAVILLA DE LA VIDA

(Del libro: Susurros que gritan)



Graciosa, cantarina y apabullante.


Estridente, rápida y estrepitosa.

Grande, larga, traviesa y juguetona.

En niños, en jóvenes y en adultos.

En hombres y en mujeres, siempre es diversa.

Diferente de acuerdo a la ocasión, el lugar y la hora.

Nos invade, nos inmortaliza y otros la vanaglorian.

Unos no la conocen, o se les hace escasa.

Otros no la usan o no saben disfrutarla.

A veces es real, otras disimulada.

Por momentos es ingenua, y para algunos puede ser macabra.

Le da valor a la vida y ojalá en la muerte nos acompañara.

Es una delicia sentirla, es mucho mejor escucharla.

Es una buena compañera de tragos y en conversaciones tiene buena entrada.

Está presente en la calle, las oficinas y las escuelas.

En cárceles puede ser dolorosa y en los hospitales terapéutica.

A veces es silenciosa y en ocasiones educada.

En fin... hay de todos los tipos y formas....................................

La risa es el espíritu que habla







Presentación de la autora:



            Soy bibliotecaria de profesión, amo los libros y la literatura. Como hobby coleccciono marcapáginas (también conocidos como marcalibros, separadores de libros u otros nombres). A la facha tengo muuuuuuuuuuuuuuuchos.
Soy amante de las letras. Hace más de 20 años que escribo mi diario de vida. Durante 3 participé en un taller literario con un escritor/periodista de mi país (Chile). Publicamos una antología. Con él conocí las editoriales cartoneras ¡¡¡ me encantó el concepto !!!.

               Me gustan los papeles y las libretas, me atrae mucho la encuadernación, las cosas manuales aunque yo no tenga la habilidad necesaria. Todos los cursos que encontré para aprender a encuadernar me abrumaban. O por el tempo que demoraban o por el costo económico que implicaban. Pasó el tiempo y encontré uno que cumplía mis requisitos. Hice mi primera libreta y quedé contenta, pero frustrada....pero me impuse a mi misma seguir haciendo y practicando. Luego hice un curso de encuadernación japones, con mejores resultados :).

              Todo esto se juntó con mi idea de autoeditarme, de publicar "el libro" que uno debe escribir junto con plantar un árbol y tener un hijo. Como esas dos opciones estaban más alejadas, pensé que lo del texto no era tan mala idea .....y en un ataque de locura y una loca lluvia de ideas creí que podía unir mi idea de la autoedición convirtiendo lo que hasta ahora son libretas, en libros. Es sólo cambiar las ahora en blanco, con los textos que comparto en mi FB o con quienes quieran leerme.

             Ocupé "cartonera" al acordarme de las editoriales del mismo nombre y es
pero que más tarde que temprano, el experimento resulte mejor de lo que mi cabeza loca piensa.

            En mi blog "cartonero" pueden ir viendo la evolución de mi "proyecto": 






3 comentarios:

Olga Sotomayor Sánchez dijo...

Gracias por permitirme publicar y compartir con sus lectores, un texto que me gusta, me encanta y que me refleja como soy

Carmen Troncoso dijo...

Adoro las risas es la energía positiva del planeta, lindos versos, un abrazo,

SOLO VIDAS dijo...

Genial,,, el texto no da indicio del final,,, eso me gusto,,ya que la sonrisa es bipolar,,GENIAL