23 de noviembre de 2011

COMENTARIO / Carolina Rosales Stevenson


EL COMPORTAMIENTO CORRECTO DE UNA SEÑORITA




Ha comenzado el día, es deber cumplir con el deber; no es bueno pensar en otra cosa, es malo tener alguna idea diferente, es malo distraerse con soñar que puede doblegar la mano del destino. No es prudente salir a esa hora. No puede dejar la casa sola. Su familia se preocupa, es notorio que la quieren, sin embargo, no comprenden.

La critican con afán, con el objeto que abandone aquella causa que la hace sentir completa, que la hace sentir que la libertad no es solo una palabra, un sueño inalcanzable, no conciben que ella no es si no ejerce el arte de expresar, soñar, amar y volar con cada letra.

La mujer se ha quedado en casa y la muchacha acaba de salir. Respira hondo, camina rápido, su corazón acelerado apura la ansiedad, pues su voluntaria soledad que le pertenece por decreto y por derecho, está cansada de estar sola, su congoja está cansada de llorar, su cuerpo está cansado de extrañar. A nadie le puede contar que en algún lugar de la ciudad se encuentra con su escalera al nirvana, a la emancipación de un alma rota, a la lujuria desbocada, a por vez primera sentir y redescubrir que es por esencia una mujer.

Las horas son minutos, los minutos son segundos, los momentos no vuelven a repetirse hay que aprovecharlos bien, antes que el monstruo de la rutina aparezca y arrebate la magia, la ilusión provocando el abandono, depresión y decepción del núcleo de esta fémina que anhela ser “Princesa” de un caballero andante con el corazón libre para amarla eternamente y sin medida.

Es hora de regresar, es el momento de confesar, es la instancia para decir “Te amo”, pero aquellos labios no deben pronunciar palabra puesto que el comportamiento correcto de una señorita conforma la siguiente normativa:




1.- Una señorita siempre debe estar bien arreglada bien peinada, bien maquillada y vestida a la moda.

2.- Una señorita siempre debe sonreír aunque su vida sea un verdadero infierno.

3.- Una señorita para conquistar a un hombre jamás debe decir que está triste o que tiene algún problema, pues a ellos les gustan las mujeres alegres, sin problemas y siempre dispuestas.

4.- Una señorita no debe discutir ni contradecir, pues él es quien manda.

5.- Una señorita debe manejar a la perfección el arte de los quehaceres hogareños, pues para eso ha sido criada.

6.- Una señorita debe esperar por lo menos la tercera cita para hacer el amor con su hombre elegido.

7.- Una señorita jamás debe decir NO, pues si desea que su hombre no se vaya con otra, debe ser una puta en la cama y una señorita en la calle.

8.- Una señorita no se enamora en la cama.

9.- Una señorita no desgasta sus noches extrañando aquella ausencia y escondida en su alcoba rasguña con sus manos la almohada, enredando sus piernas en las sábanas tratando de hacer semejante ese momento que la hace ser entera, ser estrella, ser ella.


Ha retornado a su casa y en un horario apropiado la mujer y la muchacha se ha quedado en la ciudad, su gente la saluda adecuadamente; no hay preocupaciones, no hay reproches ni discusiones, pues la dama en cuestión se ha comportado conforme a la norma social. Es la hora de descansar porque mañana la rutina debe cumplir con su rutina, la vida debe avanzar como está prevista…

Dulces sueños, correcta señorita.


Sobre Carolina Rosales Stevenson:

* Taller de Poesía Avanzada,” Municipalidad de Maipú” (2009)

* Aparición en la “Antología de Talleres Literarios 2009”, Biblioteca Municipal de Maipú
(Poema Diatriba).

* Tercera Mención honrosa – Poesía en el 18° Concurso Literario “Recordando a Gabriela y Pablo” (Octubre 2010, Poema  “Funeral”)

 * Presentación “Cuerdas para un Invierno” y otros poemas (http://dijolachanga.blogspot.com)
 Facebook:  carolina_rosales_stevenson.

   * Taller de Dramaturgia, Canal 13 (Julio a Octubre 2010)

  * Presentación en Programa Radial Comunitario Fm 107.9 “Radio Palabra
Fono: 52605552, Sitio web: www.fmpalabra.cl

Actualmente prepara una plaquett de poemas: "El Día Despues de Ayer",  pronta a publicarse.


2 comentarios:

hemany dijo...

La negación de nuestra esencia es el peor enemigo de nuestro yo.
buen retrato de la negación, de la aceptación silenciosa del ser humano y la resignación de vivir una doble vida.
Un excelente espejo de la vida que nos hace reflexionar.
Mis felicitaciones.

elisa...lichazul dijo...

felicitaciones a Carolina
un tema siempre vigente y reflexivo
como ser y no parecer
o como ser y parecer
o como ser y hacer sin parecer a

besitos y luz