14 de octubre de 2010

COMENTARIO / El día "D"espués, de Amanda Espejo



El día “D”espués




Una vez acabada esta gran vigilia de más de setenta días en los cuales no hubo nadie que, expresándolo o no, no tuviese presente lo que estaba pasando a casi setecientos metros bajo tierra en nuestro norte, es natural y muy valedero que cada cual haga las evaluaciones y conclusiones personales que más le interpreten en particular.
Pensamientos, opiniones o explicaciones sobre el hecho en sí ha de haber múltiples y de muy variado contexto:
Habrán, sin duda los que concluyan en que esto fue un MILAGRO, pues, no estaba en la mano del hombre lograr tan excelsos resultados.
Otros, añadirán que fue sólo una muestra más del temple de los hombres de nuestra tierra, específicamente, de nuestro norte: el minero chileno.
Otros, que todo fue el resultado de varios factores coludidos, que juntos pudieron llegar a buen fin gracias a una impecable logística de rescate y a la abundancia de recursos técnicos y materiales.
Y también, no faltarán los que, independientemente de todo factor humano o divino, concluirán en que todo lo ocurrido fue nada más que obra y gracia del DESTINO, y que si los treinta y tres no están muertos, es porque, sencillamente, “no les había llegado la hora”.
Estas y muchos otras corrientes de pensamiento se están dando dentro de cada espacio físico de nuestro país y, me atrevería a decir, que desbordando ampliamente nuestras fronteras. Todo ello es válido y digno de ser respetado. Cada opinión expresada o reflexión silenciosa, es el reflejo de un ser humano en particular, y como tal, con el derecho a decir lo que siente porque, para eso somos seres pensantes y actuantes.
El caso es que en sucesos como el ocurrido, es cuando tendemos a “irnos para adentro” y meditar, escarbar y desmenuzar cada una de las enseñanzas que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestro devenir, y de este “rebuscar”, extraer las conclusiones necesarias para “comprender” y asimilar de algún modo la experiencia ajena.
Esta vez, el todo acontecido a llegado a buen fin. Ello merece un homenaje a la VIDA que cada cual ha de expresar a su manera. Yo, dentro de una amalgama amplísima de preguntas y respuestas, busco mi granito de arena en esta mañana de segundas oportunidades para tantos hermanos y...créanme, no me fluye otra cosa que agradecer con esta confirmación de que SÍ EXISTE ALGO MÁS.


CONFIRMACIONES


Es bueno saberlo: que HOY, está cubierto.

Es bueno despertar no por timbre de reloj
sino, a causa de los pájaros,
de su alada presencia junto a mi ventana.
Es bueno saberlo… es su canto
anuncio de tu esencia en ausencia.
Es bueno creerlo: los milagros existen
aún en contra de los fundamentos,
porque… las aves cantan
y me anuncian ( te anuncian…),
te confirman (me confirman…)
un día más en sagrada permanencia.
Es bueno sentirlo,
apreciarlo ( apreciarte…)
en todas las galas de tu hacer,
y hacerme
una nota más del concierto tempranero.
¡Aleluya!............................. ¡Aleluya!
Otra vez responde el eco del trino.
Y es bueno traducirlo con las claves correctas:
HOY está cubierto
y en mi corazón anida una bandada de pájaros…
su aletear suave sobre mis párpados
provoca dulces visiones :
Tú, tú, tú, contrastado,
en caprichosa secuencia.
Y mi mano te vierte (me vierte…)
entrecortado sobre el papel.
Es bueno, es bueno saberlo
que tú existes (y existo)
contenido en milésimas de segundo,
en el tenue temblor de sus alas
en el gorjeo de sus pequeñas gargantas
y que tal como las aves,
despreocupadas y felices
ante el advenimiento mañanero,
puedo contar y cantar contigo:
HOY, está cubierto.



Amanda Espejo

4 comentarios:

Maritza dijo...

MARAVILLOSO.

Anónimo dijo...

Bien Amanda. Dios pone los avisos a nuestro alcance y nuestra mirada de cegatos no permite apreciar el valor de la vida, la maravilla de existir. Los ateos deben preguntarse si hay algo más. Que diferencia entre los manchados en la portada de su revista y la portada del Círculo literario de Maipú. Uno contingente y valórico y el otro extraviado en un pasado sesgado y falto de coherencia. Felicitaciones y los manchados me atraen por el amor a la literatura, Además mis comentarios son publicados, en elotro lugar no los aceptan. Mario Cáceres

DENNI ZÚ dijo...

amanda!! como tay!!


heheheeh
besos
y no te olvides de mi
ya


carrriñosss

elisa...lichazul dijo...

todos pudimos por fin bajar la guardia y la alerta
ojalá les dejen retomar sus vidas los medios

muy buen texto social Amanda
besitos de luz