20 de febrero de 2010

EL LIBRERO de Pablo Delgado U.

Antes de que se diluya nuestra agradable impresión sobre la última Feria Del Libro Usado, y a propósito de los últimos avances tecnológicos en cuanto a libros virtuales que son, hay que reconocerlo, cada vez más silmilares al formato de "libro", vamos a rescatar y reafirmar el encanto sin comparaciones del libro "verdadero", con tapas de cartón, con páginas de papel de distintos tonos y texturas, con olor a papel y a tinta ,en ocasiones, recién impresa. El placer de abrir un libro y recorrer sus páginas a medida de nuestro capricho, en el tiempo y lugar que lo deseemos y, sobre todo el hecho de atesorar en nuestro librero el objeto y su contenido, no tiene parangón con ningún símil facilista que nos pueda ofrecer la red y sus valiosos (lo admitimos) avances en cuanto a información y difusión de un cuanto hay.
En vista de lo hablado, compartimos con ustedes, desde el librero de Pablo Delgado, una de las ediciones antiguas de PURGATORIO, del connotado poeta nacional Raúl Zurita.





PURGATORIO, de Raúl Zurita
Editorial Universitaria 1987, colección Fuera de Serie
(primera edición en 1979)
Cubierta: óleo de Roberto Matta

Sobre el texto y autor en sí, he aquí un comentario de la época:


"Se trata, pues, de una aventura geométrica más allá de Euclides, de una aventura metafísica más allá de Aristóteles, de un viaje al otro mundo más allá del Dante: juego y confusión de todos los planos de realidad, tiempo y espacio, dentro y fuera, cosa e imagen, yo y no yo: el desierto es un microcosmos, la cifra de un mundo que consiste en sus infinitas posibilidades, por obra de una exaltada fantasía que, sin embargo, lleva en sí un extraño rigor lógico. En el orden del lenguaje, esta empresa consiste en forjar un idioma poético impersonal, sin sujeto, sin yo lírico, que habla en el código de los teoremas físico-matemáticos, en la forma de los enunciados lógicos más neutros y objetivos: pero esa impersonalidad no es sino la clave superior de un lirismo acendrado y de una fantasía delirante. Locura, dirá el lector superficial. Sí, locura poética de alto valor expresivo y de intensa carga humana".

(Ignacio Valente, 16 de diciembre de 1979)


Aporte de: letras.s5.com



...Y, obviamente, algo del libro, páginas 33 y 34:


EL DESIERTO DE ATACAMA IV


I. El Desierto de Atacama son puros pastizales


II. Miren a esas ovejas correr sobre los pastizales del desierto

III. Miren a sus mismos sueños balar allá sobre esas pampas infinitas

IV. Y si no se escucha a las ovejas balar en el Desierto de Atacama nosotros somos entonces los pastizales de Chile para que en todo el espacio en todo el mundo en toda la patria se escuche ahora el balar de nuestras propias almas sobre esos desolados desiertos miserables

EL DESIERTO DE ATACAMA V


Di tú del silbar de Atacama
el viento borra como nieve
el color de esa llanura


I. El Desierto de Atacama sobrevoló infinidades de desiertos para estar allí

II. Como el viento siéntanlo silbando pasar entre el follaje de los árboles

III. Mirénlo transparentarse allá lejos y sólo acompañado por el viento

IV. Pero cuidado: porque si al final el Desierto de Atacama no estuviese donde debiera estar el mundo entero comenzaría a silbar entre el follaje de los árboles y nosotros nos veríamos entonces en el mismísimo nunca transparentes silbantes en el viento tragándonos el color de esta pampa.