7 de septiembre de 2009

POESÍA / Ariel Blumel Almendra



LA VOZ DEL ARBOL


D
el árbol me hice amigo desde niño.
De su sombra.
De la fuerza formidable del roble.
Del perfume de los aromos.
Del sacerdocio perenne del canelo.
Del rumor suave de los pinos.
Del manzano y su fruta tentadora.
De la tierra agreste del olivo.
De la carne incorruptible de la acacia.
Del néctar embriagador de la parra.
De sus bosques y su vientre preñado de vida.
donde habitan los personajes de cuentos:
hadas, ogros, duendes...
Del silbido del zorzal.
Del canto monótono de la torcaza.
Del astuto zorro en su madriguera cobijado.
Del tímido conejo esperando la luna llena.
Hoy, de mi pasado, de mi conciencia, de su recuerdo permanente,
del susurro de sus hojas me llega su voz como un reproche:
“Golpe a golpe de hacha y clavo se hundía el hierro en su carne y en
la mía.
La sangre del Cristo con mi savia se mezcló, esto nadie lo entendió”
“Abrimos nuestros brazos al mundo invitándolos a nuestra sombra,
a la paz que se mece en mi copa.”
“Esto nadie lo entendió,
nadie parece compadecerse de nuestro costado roto
por donde se nos escapan palabras de amor y la dulzura de la miel.”
“Desde tu cuna hasta tu última morada te he cobijado.
Hoy atado de pies y manos, como una oveja,
Me conduces a tus mataderos para ser triturado.



Ariel Blumel Almendra, poeta y profesor de la Escuela El Mañío, en Quilicura. Es parte activa del Grupo LA MANCHA.
En sus creaciones suele abordar con sensibilidad la problemática del hombre actual frente a los avances de la modernidad y el desapego a la naturaleza que esta induce.
Actualmente prepara la edición de su primer libro.




Publicado en La Mancha número catorce.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"La voz del árbol" Ariel Blumel
quiero felicitar a este destacado profesor que ha dedicado varios años de su vida a educar y formar a niños en la escuela "EL Mañio". Me enorgullece de verdad haber sido parte de esta humilde institución y que además uno de los profesores más destacados le guste escribir.. como a mi.
Saludos. Una vieja alumna que no debe recordar

Manchados dijo...

Nos adherimos a tus felicitaciones para nuestro compañero Ariel.
Tienes toda la razón en lo que expresas, y esperamos que pronto él pueda concretar su proyecto de editar un libro con sus hermosos textos.
Allí estaremos compartiendo el momento todos los que lo apreciamos!!!!

Ariel Blumel dijo...

Gracias anónimos por los elogios, la poesía se muere si no se lee.