8 de abril de 2008

POESÍA / Ariel Blumel



LA PANTERA


Salvaje y tierna
como el agua cristalina entre las piedras,
cuando creo tenerte, eres arena entre mis manos.

Cuando incendio tu piel con mis besos
de pronto, me esquivas,
te vuelves brisa y retraimiento.

Mis flechas de caricias y palabras
se pierden en el aire.

Indómita
pantera negra
en tus ojos brilla la luna.

Sigilosa,
entre las hojas de mis besos te escapas.

Siempre termino rugiendo solitario
como una bestia herida
en tu selva impenetrable.


Ariel Blümel Almendra
Grupo La Mancha

Publicado en Muestra LOCALES

Ilustración: Amanda