17 de septiembre de 2008

POESÏA / Rodrigo Kurth


ADVERTENCIA DE UN HOMBRE QUE
ACABARA EN EL TELEVISOR



Ya que estás tan lejos
y has abierto con tus manos los párpados
casi translúcidos de tus aureolas,
amortiguando como una madre el asedio
que un dúo de lechones recios,
al sorber alienadamente tu espectral ambrosia,
provoca,
advierto,
con el poder que me confiere tu carnal telequinesis,
que voy a derramar por ambos,
sobre los nimios píxeles que conforman todo tu cuerpo,
mi soledad
diluida en espesas lágrimas.


Rodrigo Kurth

Publicado en La Mancha número ocho.